jueves, 4 de febrero de 2016

Frases de "Escrito con la sangre de mi corazón" - Outlander 8


- Quería mantenerte viva para mi, para que...para que pudiera imaginarme que eras tú, supongo que quería decir.
-Y no fue así?
-No. -En ese momento levantó la mirada y me observó abiertamente. Me atravesó con los ojos igual que un estoque atravesaría un espantapájaros- No podía haber nadie como tú.

- El viaje de tu vida sigue su propia senda, Ian -dijo-, y no puedo compartir tu viaje, pero puedo caminar a tu lado. Y lo haré.

[...] pero, Sassenach..., yo soy el verdadero hogar de tu corazón, y lo sé. Se llevó mis manos a la boca y me besó las palmas, primero una y luego la otra; notaba su cálido aliento y su barba suave en mis dedos. - He amado a otras, y amo a muchas personas, Sassenach..., pero solo tú eres la dueña de mi corazón, lo tienes por completo en tus manos -añadió en voz queda-. Y lo sabes.

lunes, 4 de enero de 2016

Libros de Kate Morton - frases

                                                                                                                          

domingo, 15 de noviembre de 2015

Lejos del Mundanal Ruido - Thomas Hardy

Lejos del Mundanal Ruido (2015)

—Usted sabe señorita, que yo la amo, y la amaré siempre. Sólo le digo esto para que piense que jamás podría desearle ningún mal.

Un resplandor amarantino descendió entonces sobre ellas, y el imparable mundo hizo girar a Bathsheba hasta la perspectiva contraria, en dirección este, donde las estrellas palpitaban indecisas. Buscó la silenciosa agonía de los astros entre las sombras del espacio, pero no encontró nada. Su atormentado espíritu estaba muy lejos, junto a Troy.

Pero el hombre es un palimpsesto, incluso para sí mismo, y escribe una cosa claramente visible y otra distinta entre líneas. Es posible que bajo el impulso utilitarista hubiese otro heroico: Ayudaré hasta el último momento a la mujer a la que tanto he amado.

Era el suyo ese afecto sólido que surge (si es que llega a surgir) cuando al conocerse dos personas descubren primero los aspectos más ásperos de sus respectivos caracteres y desconocen los mejores hasta mucho después, mientras el amor va creciendo en los intersticios de una dura masa de realidad prosaica. [...]. Cuando, no obstante, una feliz circunstancia permite que prospere, este sentimiento mixto resulta ser el único amor más fuerte que la muerte: ese amor que ni el agua puede saciar, ni las inundaciones pueden anegar; en comparación con él lo que normalmente entendemos por pasión resulta evanescente como el vapor.

viernes, 15 de mayo de 2015

Es lo que algunos han llamado...



Ojalá pudiera darte cobijo cada noche y cada día. 
Sentir que hago desvanecer todas las noches de desilusión y soledad que invaden tu alma. 

El verdadero sentimiento es aquel que hace que no tengas consuelo cuando sabes, cuando piensas, que la otra persona sufre cuando no está a tu lado. Sientes que harías cualquier cosa para que cambiara esa situación, pero a veces las cosas son mucho más complicadas y no solo basta la buena voluntad. 
Es tan doloroso saber que la persona que más amas sufre o siente infelicidad,
que hay veces que te gustaría, que desearías ponerte en su lugar para ser tú y no la otra persona quien sufra.

Es lo que algunos han llamado el verdadero amor.


jueves, 23 de abril de 2015

Sé que será mía, para siempre

"El Beso", de Gustav Klimt

-¿En quién piensas?

-En ella.

-¿Y quién es ella?

-Mi inspiración.

-¿Por qué?

-Porque la deseo.

-¿Cuánto?

-Mucho. Muchísimo.

-¿Qué deseas ahora?

-Ponerla contra la pared y besarla sin parar.

-¿Qué te gusta tanto de ella?

-Su sonrisa cuando me mira, cuando me acaricia y me abraza. Me estremezco cuando me roza la piel con sus suaves manos. Cuando pone sus frágiles e inocentes labios en los míos.

-¿Qué la hace tan perfecta?

-Que ella sea mía. Que yo sea de ella. Que nos queremos... que nos deseemos.

-Estás loco... te has enamorado de una sombra. Ella no existe. No hay nadie tan perfecta.

-Sí. Sí que existe. Pero tú no la puedes ver. Está en mi; siempre está en mi. Cierro los ojos, y ahí está ella. Nos besamos ardientemente y hacemos el amor. Ella suspira de placer, me mira y me dice tiernamente sofocada por la pasión: "Te quiero". Y en ese momento, sé que no puedo vivir más sin ella. Sé que es perfecta. Sé que será mía, para siempre.

sábado, 11 de abril de 2015

Te extraño en silencio




Te extraño en silencio, buceando en mi mente intentando que los buenos momentos juntos alivien la pesada tristeza que se aloja en mi pecho. Pero no es suficiente. Nunca lo es si se trata de tí, de mí, de nosotros. 
Me parece sorprendente lo necesario que eres para mí. La habitación me aplasta, me aprisiona, me deja en un estado de inquietud y desasosiego cuando no tengo tu presencia. Vivo los días necesitada de esa compañía que sólo tú me puedes dar y que le da sentido a todo. 

Mi alma te busca, busca su otra mitad, el aliento que la hace brillar; 
Mi corazón late apesadumbrado, 
esperando reencontrarse con su réplica, 
ésa que le hace acelerar
y avivar su ritmo.